Meroa 8

 

Este proyecto inicia con la preocupación de locales al ver que en este barrio ya es normal, que los niños no sepan leer ni escribir, que los niños comiencen con responsabilidades familiares desde los 12 años(chicas) y 16 años (jóvenes) aproximadamente, carecen de programas recreativos ya que los que existieron fueron destrozados por el Huracán Mitch, la situación económica de los pobladores es difícil.

Debido a lo contado anteriormente y más circunstancias es que Rigoberto, Valentina, Mariano, Ciru entre otros, comenzaron un programa de escuela bíblica para poder impactar a la comunidad con el irresistible amor de Cristo, usando también el campo de futbol comunitario para poder enseñar este deporte a los niños y hacer un trabajo de discipulado.