¡Feliz Maravilloso Martes! Estamos aquí en Perú con Claudia, nuestra ahijada del ministerio de Maná.

  • ¿Qué edad tenías cuando entraste a Maná y cómo te ayudó Maná? Cuando entré a Maná tenía 7 años. Me ayudó mucho a trabajar más con los niños, a desenvolverme más, y encontrar talentos que no sabía que tenía.
  • Estamos muy gozosos porque conocimos a Claudia siendo sus padrinos. Qué bendición es apadrinar a los niños en los diferentes programas de apadrinaje que tiene Inca Link en diferentes países – en Ecuador, Perú, Colombia y Guatemala. Hay muchos niños para apadrinar, y queremos animarles que busquen más información aquí.
  • Claudia ya está en la universidad alistándose para graduarse para ser profesora. Está también sirviendo en Maná como líder de los adolescentes y niños. Estamos viendo cómo apadrinar a la gente no solamente ayuda a una persona, sino ayuda a romper los ciclos de pobreza que existen, tanto espiritualmente como materialmente y educacionalmente. Para nosotros es un privilegio apadrinar a personas como Claudia.

¡Que tengan una excelente semana! Dios les bendiga.