El recinto

IMG_6275acerca de “El Recinto”

En Inca Link nos orgullecemos en enfocar los ojos y abrir los oídos para ver y escuchar por dónde está moviendo Dios. Hace muchos años iniciamos un proyecto llamado Pasitos De Fe para un hogar de niños. A lo largo de los años, hemos construido edificios, recaudado dinero, equipado y formado personal y hemos obtenido la aprobación del gobierno para la vivienda. Con cada paso surgió un desafío diferente. Las últimas leyes de Perú y la región de Trujillo hicieron necesario contar con 7 personas a tiempo completo en el personal para albergar hasta 8 niños. Aún así lo pagamos y nos preparamos para que los niños vinieran a nuestra casa. Nosotros esperamos. Esperamos más.

Finalmente, después de 8 meses y solo 2 niños que estuvieron en el hogar por menos de 2 semanas (antes de encontrar una familia buena para cuidarlos) – nos dimos cuenta de que el problema no era que los niños no tuvieran padres, sino que sus padres no tenían el tiempo o la energía para dedicarse a criar a sus hijos, ya que tenían que pasar gran parte de su tiempo buscando materiales reciclables en la basura para ganarse la vida. También abrimos nuestros ojos de nuevo para ver que 80 niños y 20 madres estaban usando la propiedad, y los edificios que ya teníamos. Estaban siendo alcanzados para el evangelio, discipulados y creciendo, con opciones para salid de la pobreza en el futuro. Una comparación de presupuestos paso. Vimos que por $3500 por mes, que tomaría tener un hogar para niños con entre 0 a 8 niños, ¡era el mismo costo que estábamos usando en Maná (la guardería) para cuidar a 108 niños! ¡Podíamos impactar a 108 niños por el mismo precio de impactar a 8!

Nos reajustamos cuando vimos que tenemos una mejor oportunidad de llegar a más niños con el dinero que Dios nos ha dado al usar el hogar de niños Pasitos De Fe y abrirlo para que sea un lugar donde los niños y los padres puedan aprender cómo es ser una familia piadosa, y abriéndolo como El Recinto.

¿Que significa esto? Simplemente significa que en vez de tener a los empleados y a los niños viviendo con nosotros a tiempo completo, serviremos a los niños y las familias en el vecindario con programas durante el día. Cuando hay una necesidad de hospedar a niños o equipos o interinos o personas con necesidades, también podemos maximizar la propiedad para servirles también. Esto también abre las puertas a el campamento Inca Thakhi, Amijai, y otros ministerios de Inca Link Perú, dándoles un lugar donde servir y crecer. Hemos hablado con la mayoría de los donantes quienes han mandado dinero y equipos para clarificar este cambio y asegurarnos de que fue la mejor decisión para ellos, y todos ellos estaban de acuerdo de que esto era la mejor forma de usar los recursos que Dios nos ha dado.

Si te gustaría dar, podrás ayudar a este ministerio por muchos años como El Recinto, y nos ayudarás a cuidar a los niños con necesidades desesperantes.

Donar a El Recinto