Chelsey Brunt

Chelsey Brunt

misionera

Chelsey nació y se crio en San Diego, California. Ella se fue a la universidad en Trinity Christian College en Chicago, Illinois donde ella jugó fútbol por cuatro años, y se graduó en el 2010 con una carrera en ciencias políticas. En su segundo año de la universidad, ella tuvo la oportunidad de hacer un intercambio extranjero, y estudiar en Quito, Ecuador, por medio de la organización misionera, Youth World. ¨Me enamore muy rápido de la cultura, la gente, y lo que Dios estaba haciendo en Ecuador¨, dice Chelsey.

Después de la universidad, ella se mudo de vuelta a San Diego, y empezó a trabajar en una escuela primaria con niños deshabilitados. En el 2011, ella intercambió sus pupos de fútbol por un pito, y empezó a entrenar a chicas en la secundaria y en clubes por medio de YALLA San Diego, un programa educativo de fútbol para jóvenes inmigrantes y refugiados en riesgo.

Chelsea dice, ¨La experiencia me abrió los ojos al poder de fútbol como una plataforma para crear relaciones y empoderar a atletas a descubrir quienes son. Me siento tan bendecida, porque Dios me ha dado la oportunidad de enseñar el juego que amo, y sobre el amor que Dios tiene para todos nosotros. Mi amor de ser entrenadora y sirviendo a niños me inspiró a regresar a los estudios. Espero terminar mi maestría en Coaching y Administración Atlético de Concordia University, Irvine, California en otoño del 2015. Estoy emocionada para volver a Ecuador. Por medio de Inca Link, y el ministerio de Casa Deportiva Cumbre Alta, estoy emocionada para usar fútbol como una avenida para compartir el evangelio del amor de Cristo con mi equipo, mi comunidad, Ecuador, y con todo el mundo.¨