Nate y Kelley Taube

Nate y Kelley Taube

misioneros

Kelley es una consejera. Nate es un entrenador. En enero del 2011, empacaron sus maletas en Chicago, y su hijo de 8 meses, y compraron dos boletos de ida a Quito, Ecuador. El bebé también vino, pero solo con una etiqueta de equipaje. Intercambiaron la vista de los rascacielos de Chicago, para una vista de los Andes, para poder entrenar en su club atlético, Casa Deportiva Cumbre Alta, y asesorando en una escuela Internacional y más. Desde entonces, ellos decidieron asegurar su biculturalismo, agregando otro bebé a la familia- ¡este con un pasaporte ecuatoriano! Ellos se mudaron a Ecuador porque creían que Dios los usaría para ayudar a que jóvenes conozcan Su amor. Pero eso es solo una parte pequeña de la historia…

Nate se mudo a Argentina con su familia cuando tuvo tres años. Allí, desarrollo un amor por el fútbol, y adquirió el sonido inequivocable de un acento argentino. Los padres de Kelley la llevaron a vivir en las selvas de Ecuador cuando solo tuvo 3 meses. Aunque no tuvo mucha elección en el asunto, le encanto vivir en la selva, corriendo descalza, con pedazos de leña en sus rulos. Kelley y Nate se conocieron cuando tuvieron solo trece años, en la misma escuela cristiana internacional de la que Kelley ha devuelto. De alguna manera, por medio del torpe de la adolescencia, Nate desarrollo, su segundo amor- Kelley. Avanzando rápido por dos graduaciones de secundaria y universitaria, un casamiento, siete años de vivir en Chicago, y dos hijos, y ellos están en el mismo lugar donde todo empezó cuando solo tenían trece años… Ojalá con un poquito mas para dar, y muchos años más que vendrán.